“Reflectores Citadinos”: “Trans-Mission” develó al universo transgénero con astucia y sin reservas

ADVERTISEMENT SLOT 7

Barbra Herr en “Trans-Mission”

NUEVA YORK, 12 de mayo del 2017 / La Voz Hispana de Nueva York; por Antonio Bones – En su celebrada “CallBack Series 2017” el Teatro Círculo nos obsequió, en canastillo de oro, el monólogo “Trans-Mission” de la actriz, cantante y escritora, Barbra Herr.  Un espectáculo teatral que se extenderá hasta el 14 del mes en curso en sus instalaciones del Bajo Manhattan, bajo la dirección de Luis Caballero.

En lo que denominaremos un monodrama testimonial, la actriz se embarcó y nos embarcó en un presuroso y turbulento navío que nos llevó a enfrentar naufragios, a lanzarnos hacia la supervivencia, al apaciguamiento de vientos huracanados, y a escuchar la resonante voz de una fémina transgénero que solamente ansía el derecho a ser lo que la natura le negó al ver la luz primera: Su realidad mujeril.  Durante aquel trayecto vivencial y, por mediación de sesiones “terapeúticas”,  la señora Herr nos participó sobre los altibajos de su tránsito terrenal, su dolor, su inmenso temple para amar, para tomar decisiones, para continuar la marcha y completar su transición.  También su voz resonante que se convierte en eco para otras voces que no pueden ser escuchadas o son silenciadas.  Visitamos junto a la actriz a los doctores (voces en off), que persistían en hostigarla con preguntas, preguntas y más preguntas pero que no llegaban a una resolución, no estampaban su firma.  Esa firma tan necesaria para la cirugía de reasignación de género (S.R.S.).  Podemos afirmar, que los espectadores fuimos parte de las sesiones de terapia pero, asimismo, fuimos parte de un grupo de apoyo cuando desaparecía la cuarta pared.  La combatiente y esperanzada mujer transgénero frente a un sistema de profesionales, para la salud mental, que solamente aturdían en nombre de una firma que le garantizaría su nuevo nacimiento.  Estoica, frágil, confusa, decidida, pero mujer.  En ocasiones, desesperanzada, medrosa, casi hasta mártir, pero más mujer; nostálgica, atrevida, envuelta en valores y sabiduría siendo mucha mujer.  Es justo comentar que en el monólogo se dilucidan importantes temas como el “bullying”, la religión, el sistema de salud y su importancia, la violación sexual, la familia y el incómodo proceso de inicio a la transición, entre otros.  Comentaremos que como parte del espectáculo, la actriz canta y realiza su habitual “Lip Sync” que la convirtió en una de las legendarias artistas de los escenarios nocturnos gay.

Encontramos en el trabajo escritural de Herr una facilidad narrativa y de descripción muy interesante.  Los parlamentos en prosa poseen vitalidad y no están cargados de ornamentos o verborrea.  Pensamos que el título, “Trans-Mission”, cumple cinco propósitos: 1) Mantenerla plantada en su misión para la cirugía de reasignación.  2)  Permitirle, a manera de activista, abogar por otros y otras transgéneros.  3)  Repudiar la incertidumbre de un gobierno nacional que persiste en aminorar servicios.  4)  Ensalzar la labor política y de legislación en pro de los individuos transgéneros del Estado Imperio.  5)  Servir como TRANSMISIÓN mecánica o de engranaje para continuar retransmitiendo el mensaje de alerta, de esperanza y de lucha entre las masas.

Durante su entrega escénica la artista desbordó y canalizó un caudal de emociones, además de sentimientos insospechados.  Sus arrojos gestuales, sus miradas cargadas de ira, terror, nostalgia, compasión, etcétera, fueron dardos precisos para cada palabra escapada y para cada situación.  La acción fue rica y comprometida, nunca experimentó tumbos.  Fue tan creíble la actuación de la señora Herr que nos mantuvo paseando como en una montaña rusa.  Pensamos que es una actriz que utiliza, con destreza, la intuición y la improvisación junto a otras armas histriónicas.  Es una artista que posee facilidad de movimiento; asimismo, una voz potente que emana claridades y no deja al espectador perdido.  De todas las escenas hay una que nos impactó sobremanera.  ¡Qué vitalidad tiene la señora Herr!  La trifulca y golpiza de su compañero estuvo repleta de rabia, miedo, súplica y hasta de triunfo al “arrojar el último naipe”.  La actriz logró arrancar lágrimas del alma a muchos en el público.  Es hermoso poder disfrutar de artistas tan capacitadas.

En su titánica y acertada labor como constructor del concepto, responsable de comunicar los mensajes del monólogo y moldear a su actriz para tal efecto, estuvo el señor Luis Caballero.  Es honroso mencionar que el cineasta, dramaturgo, actor, director y profesor puertorriqueño ha sido uno de los pilares del teatro hispano-neoyorquino por varias décadas.  Creemos que el trabajo del director se concentró en destacar los puntos de mayor relevancia, en lugares céntricos, dentro de la estructura física del escenario.  Mantuvo a su actriz en constante movimiento por toda la escena y ese efecto vigoroso pudo acrecentar la puesta.  Se nos asemejaba el tablado a un cuadro geométrico con la disposición del mobiliario.  ¡Sensacional!  Sugerimos que el monólogo “Trans-Mission” continúe presentaciones en y fuera de Nueva York.  La comunidad transgénero y otros sectores de la sociedad lo merecen, lo necesitan.

Agradecemos a Omayra Garriga (diseño de luces), Vamir Amicus (operador de sonido), José Ramón (fotografía), Romeo Carlos (promo) y a Rob Bailey Millado (edición de libreto).  El éxito de “Trans-Mission” no pudo haber sido posible sin la pericia de todos ellos.  Se encargaron de que los detalles escénicos y de promoción cumplieran el propósito de atrapar al público en la burbuja fantástica del teatro.

“Trans-Mission” no es solamente una historia autobiográfica, es un pasadizo a las intimidades, conflictos y sueños de unos individuos que merecen y van en búsqueda de su norte; van en búsqueda del bienestar en el cuerpo que les debió pertenecer siempre.  Es un monólogo, “Trans-Mission”, sabroso, entretenido y reflexivo que le permite a la conciencia expansión.  Es un espectáculo que nos fija en el pensamiento la siguiente interrogante: ¿Sería posible darle paso a la tolerancia y amar a la humanidad?

El Teatro Círculo está ubicado en el 64 East de la calle 4 (East Village).  La función de hoy sábado será a las 8:00 pm y mañana domingo a las 3:00 pm.

ADVERTISEMENT SLOT 8
About the Author