Informe del Contralor Stringer: costos altos crean barreras a la ciudadanía para 670,000 inmigrantes en Nueva York

ADVERTISEMENT SLOT 7
Scott M. Stringer (informe)

Scott M. Stringer (informe)

Nueva York, NY., 17 de febrero de 2016/ La Voz Hispana de Nueva York – El miércoles pasado, el Contralor de la Ciudad de Nueva York Scott M. Stringer anunció un informeel altísimo costo de naturalización, en combinación con los cortes recientes de la Ciudad para clases de inglés y acceso limitado a servicios legales asequibles, han creado una gran barrera a la ciudadanía Americana para 670,000 neoyorquinos inmigrantes elegibles para aplicar
“Con los costos que pueden alcanzar más allá de miles de dólares, nuestro proceso para obtener la ciudadanía se ha vuelto muy caro para cientos de miles de neoyorquinos,” dijo el Contralor Stringer. “Las tarifas altas y acceso limitado a clases de inglés y servicios legales asequibles están estableciendo barreras al proceso de naturalización para esta generación de inmigrantes. Hacerse ciudadano es una parte integral a la experiencia Americana. Cada neoyorquino se merece una verdadera oportunidad para salir adelante en esta ciudad, y es la responsabilidad del gobierno romper esas barreras y apoyar a los que han vivido y trabajado aquí para lograr la ciudadanía.”
Desde el año 1989, el costo para aplicar a la ciudadanía a través de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) ha aumentado de $60 a $680 – un aumento de más de 500 por ciento, aun tomando en cuenta la inflación.
Además, otros costos asociados con la aplicación de la ciudadanía pueden resultar en un costo total de más de miles de dólares, incluyendo el pago de:
 
1.      Clases de inglés: Con pocas excepciones, la ley federal requiere que los solicitantes logren aprobar un examen que demuestra dominio del idioma inglés, lo cual se determina con la habilidad del solicitante en leer, escribir, hablar y entender el inglés. Como resultado, varios solicitantes buscan clases de inglés como segundo idioma (ESL), que típicamente cuestan $400 a la semana para lecciones en grupo.
 
Aunque la Biblioteca Pública de la Ciudad de Nueva York expandió su disponibilidad de clases gratuitas de inglés por 300 por ciento en los últimos 3 años, varias bibliotecas han reportado tener que negar solicitantes, sin tener los recursos para la alta demanda. Además, el año pasado, la Ciudad corto 6,000 asientos para clases de inglés y cívica en la Ciudad de Nueva York, aunque la demanda sigue muy alta.
2.      Costos legales: Varios inmigrantes, en particular los que no hablan inglés, buscan servicios legales de abogados de inmigración durante el proceso de naturalización. En la Ciudad de Nueva York, los bufetes de abogados típicamente cobran entre $100 y $300 por consulta, y entre $1,200 y $1,500 adicionales para completar los formularios necesarios y preparar el paquete de solicitación.
 
Estos costos altos presentan obstáculos que limitan la capacidad para que los inmigrantes realicen completamente su potencial económico y es un peso en la economía local de la Ciudad. El informe encontró lo siguiente:
 
·        Inmigrantes quienes se naturalizan en la Ciudad de Nueva York pueden aumentar sus ingresos anuales aproximadamente entre $1,975 y $3,265, aumentando ingresos personales y de la Ciudad.
 
·        Varios solicitantes mencionan barreras financieras como el obstáculo más grande a la naturalización. En realidad, inmediatamente siguiendo el aumento de la tarifa en 2008, el número de solicitudes de ciudadanía bajo desde casi 1.4 millón en 2007 a 500,000 en 2008.
 
El informe del Contralor Stringer ofrece una serie de recomendaciones al nivel federal y local que son diseñados para combatir el alto costo de la ciudadanía:
 
Federal:
 
1.      El gobierno federal debe dedicar recursos adicionales al presupuesto de USCIS con la intención de reducir o eliminar las tarifas de la aplicación para la naturalización.Actualmente, el 95 por ciento del presupuesto operacional de USCIS es financiado con solamente estas tarifas, poniéndole el cargo a las familias inmigrantes de bajos recursos.
 
2.      USCIS debe ejecutar estudios de tarifas comprensivas y mejorar el proceso de excepciones. La agencia debe examinar su estructura de tarifas con más frecuencia para determinar si puede bajar el costo u ofrecer excepciones parciales. Además, la agencia debe mejorar el proceso de excepciones, el cual se ha encontrado con errores e incongruencias.
 
3.      USCIS debe investigar opciones alternativas de pago. En Septiembre del 2015, USCIS empezó a aceptar tarjetas de crédito como una forma valida de pago por la primera vez. USCIS debe tomar el próximo paso y lanzar un plan de pago que permite que gente de bajos ingresos paguen los $680 sobre varios pagos.
 
Local:
 
1.      Crear colaboraciones público-privadas para ofrecer más servicios de asistencia con aplicaciones de ciudadanía en los sitios de trabajo en industrias con altas poblaciones inmigrantes.
 
2.      Aumentar el presupuesto para clases de “Ingles como Segundo idioma” y clases de educación cívica.
 
3.      Expandir servicios legales gratuitos para inmigrantes colaborando con escuelas de leyes locales.
 
4.      Fomentar programas innovadores de micro préstamos para evitar que inmigrantes sean víctimas de préstamos usureros.
 
5.      Investigar un crédito de impuestos en la ciudad de nueva york que subsidie las aplicaciones de ciudadanía.
 
“Debemos asegurar que nuestro gobierno esté tomando las medidas necesarias, ya sea creando colaboraciones público-privadas para ofrecer servicios de asistencia con aplicaciones de ciudadanía en sitios de trabajo, o re-evaluando la estructura y cantidad de los costos, para apoyar a que todo el mundo logre obtener su ciudadanía. Por décadas, inmigrantes que trabajan arduamente han venido a nuestro país a empezar nuevas vidas y hacer parte de la estructura de nuestras comunidades. Ahora es el momento de reflexionar como los gobiernos de la ciudad, del estado, y a nivel federal pueden apoyar este proceso vital” dijo Stringer.
ADVERTISEMENT SLOT 8
About the Author

La Voz Hispana NY. New York's largest Spanish weekly newspaper. Official Newspaper of the NYC Hispanic Chamber of Commerce.